Smart Raver

La música electrónica y las fiestas suelen estar asociadas con diversión y baile, y podemos aprovechar esta combinación para promover también la salud física, por lo que vamos a explorar cómo podemos disfrutar de ellas mientras cuidas y hasta contribuyes a tu salud física y emocional, brindándonos una experiencia beneficiosa para nuestro bienestar general.

 

 

Cuando nos sumergimos en el ambiente de una fiesta de música electrónica, es difícil resistirse al impulso de mover el cuerpo y bailar al ritmo de cada beat. El baile es una forma de ejercicio cardiovascular que puede ayudarnos a quemar calorías, fortalecer los músculos y mejorar nuestra resistencia. Bailarnos brinda la oportunidad de disfrutar de la actividad física liberando sustancias que nos haces sentir bien y reduciendo el estrés.

 

 

Una buena forma de evidenciar cuanta actividad física realizamos luego de una noche de baile es mediante las aplicaciones de salud de nuestros teléfonos celulares, relojes inteligentes o similares. Estos tienen un podómetro (instrumento que cuenta cuantos pasos damos) y podrán ver que pueden recorrer desde unos pocos kilómetros, hasta “trotar” el equivalente a media maratón. Siendo así, debemos recordar que como todo deporte debemos de mantener una buena salud física para poder mantenernos bailando por horas sin correr peligro, y ojalá realizarnos un examen médico anual.

 

 

Es esencial mantenernos hidratados y descansar adecuadamente para cuidar nuestra salud física en especial cuando consumes alcohol u otras drogas. El baile continuo puede llevar a la sudoración y al aumento de la temperatura corporal, que empeora en ambientes cerrados y mal ventilados siendo esto algo común, y por lo que necesitamos reponer líquidos regularmente para evitar la deshidratación, así como asegurarnos de refrescarnos y “enfriarnos”. Una botella de agua luego de unos tragos y e hidratarse antes de dormir y al levantarse, hacen una gran diferencia para la recuperación. Además, es fundamental tomar descansos periódicos para permitir que nuestro cuerpo se recupere y evitar la fatiga excesiva.

 

 

En conclusión, lo que hemos mencionado sumado a un adecuado calzado y ropa fresca, nutrición e hidratación adecuada, no uso o abuso de sustancias y sueño reparador, sin duda te pone en un punto más seguro para poder disfrutar la fiesta, y hasta aprovecharla actividad física que realizas en ella.
Créditos: