“Hidratación inteligente” : cómo mantener el equilibrio entre la diversión y el bienestar en la vida nocturna

La vida nocturna, especialmente en el ámbito de la música electrónica, ha ganado popularidad en los últimos años. Sin embargo, es importante recordar que la diversión no debe comprometer nuestra salud, bienestar y hasta nuestra productividad. Uno de los aspectos fundamentales que debemos tener en cuenta al disfrutar de la fiesta y tener una mejor recuperación luego de ésta, es la hidratación adecuada.

Durante la fiesta, el consumo de alcohol y drogas recreativas puede aumentar significativamente. Estas sustancias pueden tener efectos deshidratantes en nuestro cuerpo, lo que puede llevar a riesgos en la salud. Además, en ambientes cerrados y con una alta temperatura, como los clubes nocturnos, la pérdida de agua a través del sudor es aún mayor.

 

 

Si bien las bebidas alcohólicas son comunes en estos eventos, debemos recordar que el alcohol tiene un efecto diurético, lo que significa que aumenta la producción de orina y, por lo tanto, la pérdida de líquidos. Alternar entre el alcohol y el agua puede ayudar a mantener un equilibrio, por lo que llevar una botella de agua consigo y beber pequeños sorbos con frecuencia, o un vaso cada cierto tiempo, es una excelente manera de mantenerse hidratado, y por ende tendrás más energía, menos resaca, proteges tus órganos internos como los riñones.

Además de la hidratación adecuada, es importante recordar que el consumo de drogas recreativas puede tener efectos secundarios graves pues pueden deshidratarnos y sobrecargar nuestro sistema cardiovascular, lo que aumenta el riesgo de desmayos,“pálidas”agotamiento y problemas de salud más graves. Si decides consumir drogas recreativas, es fundamental informarte sobre sus efectos, dosis seguras y cómo mitigar los riesgos.

 

 

Por último, recordemos que no sólo es agua, también electrolitos, y por lo que el beber cantidades elevadas de agua u sobre hidratarse, también es riesgoso pues diluye los minerales que tenemos en la sangre y no sólo nos va a hacer pasar un mal rato, si no que así como la deshidratación daña los riñones, la sobre hidratación los puede dañar también.

Puedes evaluar el color de tu orina para evaluar tu hidratación, y si tienes sed, labios o mucosas secas, escaso o no lagrimeo, son señales de alerta, cuida también tu temperatura y busca un lugar fresco, y no olvides la hidratación tanto antes de acostarte como el día siguiente para recuperarte pronto y sentirte mejor.